Llega a Las Rozas la Escuela de reciclaje.

Fernández Rubio visitó el aula itinerante de este proyecto en el que participan los alumnos de seis centros educativos del municipio Los colegios Cristo Rey, Vicente Aleixandre, Siglo XXI, Logos, Cantizal y Berriz participan estos días en la “Escuela de reciclaje”, un proyecto educativo impulsado a nivel nacional para sensibilizar a los alumnos sobre la necesidad de una correcta separación de los residuos que son habituales en el ámbito escolar y el doméstico pero con los que están menos familiarizados, como bombillas, pilas o móviles.El alcalde de Las Rozas, José Ignacio Fernández Rubio, ha visitado el aula itinerante donde se imparten los talleres, dirigidos a estudiantes de 5º y 6º de Primaria y 1º y 2º de ESO, y que ya ha recorrido buena parte de la geografía española. Ha estado acompañado por la concejal de Servicios a la Ciudad, Mª Jesús Villamediana, responsable del área municipal que coordina esta propuesta educativa medioambiental, y otros miembros de la Corporación, que han seguido las explicaciones ofrecidas por los técnicos que atienden el aula móvil.”Esta aula educativa itinerante ha sido concebida no solo para motivar al alumno a que recicle, sino también para que entienda la importancia que tiene para nuestra salud y la de nuestro entorno ser medioambientalmente responsable”, subrayó Fernández Rubio. En la actualidad los alumnos conocen cómo separar papel, vidrio o envases, pero tienen más dificultades con otros residuos habituales como lámparas, baterías, móviles, ordenadores o juguetes electrónicos. En el reciclaje de éstos es precisamente en los que se centra esta propuesta formativa.

Para comprender la necesidad e importancia de estos hábitos y prácticas, se invita a los alumnos a seguir el “ciclo de vida” de estos productos que utilizamos de forma habitual en nuestro entorno más inmediato y visualizar los principales procesos e impactos de este ciclo, que comienza con la extracción de las materias primas necesarias para crear el producto y finaliza cuando los materiales retornan a la Tierra. Al terminar el taller los niños reciben regalos y los docentes recursos educativos que permitan trabajar la importancia del reciclaje de estos residuos para utilizar posteriormente en el aula.

 
Esta entrada fue publicada en ecoescuelas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario